Acceso Alumnado

eseucagl




distancia cota más alta cota más baja
20,1 km 1765 m 1031 m
desnivel ascenso descenso
734 m 1215 m 1042 m




 
 
 

El río Urbión nace en una laguna de origen glaciar, en los confines de las provincias de La Rioja y Soria. Con su discurrir el río ha abierto un barranco de más de una veintena de kilómetros antes de tributar sus aguas al río Najerilla. En su primer tramo el río danza y serpentea, siempre encajonado hasta su unión con el arroyo de Ormazal, que desciende tras dejar atrás el pueblo de Viniegra de Abajo. Para conocer estos dos valles nos atrevemos con  un hermoso recorrido de montaña de cierta dureza que nos permite visitar paisajes incomparables, de amplios pastizales de verde intenso, y deleitarnos con los caprichosos saltos de agua de los dos ríos.

El sendero lo iniciamos, en la carretera que une ambas Viniegras, en el punto conocido como “Tramborrios”, lugar donde confluyen los ríos Urbión y Ormazal. Cruzamos un pequeño puente sobre el río y comenzamos a subir por un camino bien marcado que discurre paralelamente al río Urbión, nos acompaña arbolado de ribera donde destacan los fresnos. A poco más de 3,5 kilómetros, y tras superar una cascada que surge entre unas rocas, llamada popularmente “el chorreón”, alcanzamos la ermita de San Millán. En ese punto seguimos por el camino que pasa junto al refugio de Tacudia, lo rebasamos, atravesamos un puente y continuamos por la otra margen del río. Una vez superado el refugio de El Pino, retornamos a la otra orilla por un puente y, al cabo de un kilómetro, pasamos junto al refugio de Rosabaila. Cuando ya llevamos unos 8 kilómetros recorridos desde el comienzo de la excursión, llegamos al refugio de Hoyo Bellido, bajo el puntiagudo pico de Ochernas, en donde finaliza el sendero señalizado. Desde aquí podemos ver ya la curiosa forma que caracteriza a la Muela de Urbión. A continuación avanzamos, campo a través, por una zona impresionante de pastizales de altura, que lucen un color verde especialmente intenso. Mientras caminamos por este suelo mullido, comprobamos cómo la pendiente se acentúa. Los 3 kilómetros de ascenso hay que tomárselos con cierta calma, parando siempre lo necesario para tomar aire y, de paso, disfrutar de las vistas. Poco a poco, con paciencia, llegamos a un collado por encima del Hoyo y, una vez superados los 750 metros de desnivel del recorrido, ya solo nos queda bajar.

Pero antes de iniciar el descenso, merece la pena detenernos a contemplar el horizonte. El paisaje que nos rodea modela un valle encajado que se cierra al oeste por el cerro Rastraculos y el alto de la Traición. Podríamos catalogarlo como el hermano pequeño del Valle de Urbión, ya que se trata de una reproducción en miniatura de su hermano mayor. En los meses del deshielo (abril, mayo y junio), el caudal de agua que lleva lo convierte en un lugar atractivo como pocos, distribuyendo a lo largo de su recorrido una hermosa almazuela de pozas, torrentes y pequeñas cascadas. Desde el collado descendemos por una empinada ladera de pastizales hasta un refugio de piedra situado en una pequeña loma. Por su derecha aparece el sendero que no abandonaremos ya hasta su final, siguiendo la margen izquierda del cauce. Lo recorremos sin dificultad aunque tendremos que cambiar de orilla, según cómo baje de caudal el arroyo. En un par de ocasiones, en puntos donde confluyen otros arroyos, como el de la Penilla, habrá que prestar atención para bajar siempre por el arroyo principal. Después de 6 kilómetros de descenso, llegamos a una pista y, tras pasar junto a unas granjas, salimos a la carretera y llegamos a Viniegra de Arriba, punto final de nuestro recorrido.

 
 

12-urbion-ormazal.pdf      12-urbion-ormazal.gpx    

Universidad Popular de Logroño

  • Calle Mayor 46 - Logroño
  • +34 941 232 994
  • +34 600 401 125
  • info@universidadpopular.es

Facebook

keyboard_arrow_up