Acceso Alumnado

eseucagl




distancia cota más alta cota más baja
14 km 1654 m 1069 m
desnivel ascenso descenso
585 m 671 m 654 m




 
 
 

Salimos de El Rasillo donde tomamos el sendero  GR 93, siguiendo las marcas blancas y rojas. Atravesamos un pequeño pinar y bajamos a un cruce para remontar después entre robles hasta cruzar una portilla. Tras superar un buen trecho, llegamos a un collado con vistas a Ortigosa y comenzamos a bajar. Enseguida dejamos el GR por un sendero que da paso a un camino encementado que forma parte del recorrido de las famosas cuevas de este municipio camerano.

Con vistas al embalse González-Lacasa, comienzan a aparecer las encinas hasta llegar al final del camino donde tenemos una primera vista del pueblo. El “Encinedo” es un precioso bosque con grandes árboles que se localizan en un monte calizo en el que afloran las rocas. La encina ocupa este espacio por las especiales condiciones de suelo y clima, de gran dureza, adaptándose a la sequía a causa de la alta permeabilidad al agua que presenta la caliza. Con cuidado avanzamos por las sendas de ganado, entre piedras sueltas, y aprovechando los descansos para deleitarnos con las variadas vistas del pueblo que asoma entre los árboles.

Después de andar poco más de 1 kilómetro, salimos del encinar y descendemos hasta dar con una pista junto a una granja. Nos adentramos ahora en un coqueto valle, donde abundan los terrenos de cultivo de cereal. La pista baja hasta un cruce en el que se comienza a subir. Seguimos de frente hasta que, tras recorrer 1 kilómetro, dejamos la pista, girando a la derecha y cruzamos por unas rodadas en dirección al monte. El camino se interna, entonces, en un bosque de robles quejigos, donde la pendiente se incrementa. Giramos por la ladera y hacia atrás divisamos la pelada cumbre del Cabezo del Santo. Después de efectuar un zigzag, entre robles rebollos, pinos y hayas, llegamos a una portilla. La cruzamos y encontramos a la izquierda la fuerte subida al paraje del “Cerrauco”, pero nosotros seguimos de frente hasta que el camino llega a la curva de una pista, junto a una captación de agua.

Caminamos unos metros por la pista y la abandonamos por un camino que sube a la izquierda. Entre densa vegetación y en fuerte ascenso, giramos dos veces hasta alcanzar otra pista que cruza el pinar. La tomamos a la izquierda y enseguida nos topamos con otro camino que asciende a la derecha. Por este sendero, la subida entre los pinos se endurece y, después de realizar dos giros, el duro ascenso culmina en un amplio cortafuegos. Desde la captación de agua la subida ha sido de unos 2 kilómetros y, desde este punto, a 1660 metros, gozamos de una buena vista del pico Urbión que aparece por detrás del Cabezo del Santo. También podemos ver la antena que marca el Alto de Agenzana. Giramos a la izquierda y comenzamos un pronunciado descenso por la otra ladera entre hayas. Después de dos giros llegamos al fondo del valle donde encontramos una pista, junto al arroyo Agenzana. La pista desciende por el hayedo, paralela al curso del agua, haciendo algunas curvas. Tras caminar 2,5 kilómetros, el hayedo da paso al pinar de pino silvestre, árbol dominante en los montes de El Rasillo y Ortigosa, que se distingue perfectamente por la corteza, con láminas que se descaman fácilmente, y por su color asalmonado en los dos tercios superiores del tronco. Llegamos a un paraje llamado “El Collado” donde encontramos la pista que hemos cruzado en nuestra subida y la tomamos para descender, con algún atajo, hasta la urbanización de El Rasillo.

 
 

4-encinedo.pdf      4-encinedo.gpx    

Universidad Popular de Logroño

  • Calle Mayor 46 - Logroño
  • +34 941 232 994
  • +34 600 401 125
  • info@universidadpopular.es

Facebook

keyboard_arrow_up