Acceso Alumnado

eseucagl




distancia cota más alta cota más baja
10 km 898 m 720 m
desnivel ascenso descenso
178 m 290 m 296 m




 
 
 

Esta ruta la iniciamos en Grávalos en dirección al lavadero de Fonsorda. Atravesamos caminos entre cultivos y llegamos al Mirador de los Almendros. En esta época podemos disfrutar del despertar de la primavera, contemplando con placer cómo el valle se llena de la blancura que produce el cuajado de la flor del almendro. Este árbol, originario de la zona del Asia Central, se cultiva en la Península Ibérica desde hace más de 2.000 años, probablemente introducido por los fenicios y propagado con posterioridad por los romanos. Desde este punto estratégico, si el tiempo nos acompaña, también podemos disfrutar tanto de unas buenas vistas de la comarca cerverana como, al fondo, de la poderosa mole del Moncayo.

Desde este mirador giramos hacia el oeste y nos adentramos en una senda aromática que discurre entre un matorral mediterráneo abundante en tomillos, aulagas, romeros y lavandas. Pasear por estos parajes en primavera supone impregnarnos de los aromas de estas plantas, que son las más típicas de estos parajes y que, a pesar de su sencillez, no dejan de tener un gran valor natural.

En poco más de un kilómetro alcanzamos un cruce en el que debemos tomar la dirección del Monte Yerga. Entre matorrales y carrascas, vamos ascendiendo al Mirador de Peña Redonda, desde el cual podemos disfrutar de una panorámica excelente. De vuelta a la ruta principal seguimos avanzando por sendas y caminos hasta otro desvío que nos lleva a una zona donde aparecen los restos de una serie de corrales de pastores. Desde aquí se puede otear el Valle de Ordoyo, lugar por el que discurre la Cañada Real del mismo nombre. Muy cerca de este paraje confluye la Cañada Real de la Canejada, la cual, desde el Mirador de los Almendros hasta aquí, nos ha acompañado paralela a nuestro paseo. Nos encontramos en una tierra de importante historia trashumante, donde hace siglos la naturaleza estaba dominada por los grandes rebaños de ovejas merinas.

Tras esta visita pastoril, caminamos por una senda hasta dar con un sendero, giramos hacia el sur y al poco nos desviamos hasta llegar al paraje de La Nevera. Enseguida comprendemos la razón de su nombre. Ahí hallamos un impresionante pozo de nieve. Se trata de una de las neveras más interesantes de toda la región, ya que conserva los restos de una poderosa construcción, con los tirantes de la cúpula que protegía la antigua “fábrica de hielo”. Volvemos al camino, entre cultivos y recuerdos del paisaje tan singular y poco conocido que acabamos de visitar. El regreso no tiene pérdida. Orientamos nuestros pasos hacia el punto de partida en el pueblo de Grávalos.

 
 

2-mirador-de-los-almendros.pdf      2-mirador-de-los-almendros.gpx    

Universidad Popular de Logroño

  • Calle Mayor 46 - Logroño
  • +34 941 232 994
  • +34 600 401 125
  • info@universidadpopular.es

Facebook

keyboard_arrow_up