Acceso Alumnado

eseucagl




distancia cota más alta cota más baja
14,2 km 577 m 337 m
desnivel ascenso descenso
240 m 455 m 455 m




 
 
 

El recorrido por este paisaje singular no nos dejará indiferente. Iniciamos el camino en el aparcamiento de las lagunas de La Degollada, un paraje que también conviene visitar, pero que dejaremos para otra excursión. Tomamos la pista asfaltada unos 400 metros. La abandonamos y a la derecha cogemos un camino que se adentra en el gran surco arcilloso que forma la yasa de Las Conchas. Aquí conocemos las formaciones que abundan en el paisaje de Los Agudos, donde el agua al disolver las sales que contiene la arcilla, genera grietas que dan origen a espectaculares barrancos que en estas tierras se denominan yasas. Estas yasas desaguan, en época de fuertes lluvias, hacia las charcas y lagunas del valle. Los pinos carrascos que ocupan las zonas altas son producto de una repoblación de los años cuarenta del pasado siglo, que ejerce un papel de bosque protector, frente a la erosión de las laderas de estos montes. Hay que reseñar que nos encontramos ante la mayor superficie arbolada de todo el valle del Ebro en nuestra región. Cuando la plantación no ha podido cumplir su papel, las cárcavas dominan, tal como veremos más adelante.

Por la yasa avanzamos hasta encontrar una pista que cogemos a la izquierda para comenzar a ascender hacia el cordal del monte que aparece a nuestra vista. Tras recorrer unos 4 kilómetros, nos desviamos ligeramente hasta un promontorio que, a modo de mirador, nos permite disfrutar de amplias vistas presididas por la ciudad de Calahorra y por el valle, más allá del pinar. Seguimos subiendo y, tras un tramo donde el camino sube y baja en cortos y empinados repechos, alcanzamos la línea de las cumbres. Nos sorprende la diferencia entre la ladera norte, por la que subíamos, cubierta por el pinar, y la sur, desnuda y surcada de profundas cárcavas producidas por el intenso proceso erosivo.

Tomamos la pista a la izquierda junto al vallado que limita con el término de Autol. Debajo tenemos un parque solar y al fondo las cumbres del valle del Cidacos, donde destacan Peña Isasa y Peñalmonte. Tras una fuerte subida llegamos a la cima de La Muga. Bajamos y luego volvemos a ganar altura hasta la planicie de La Mesa. Desde estos tramos del camino podremos contemplar las importantes zonas húmedas de El Perdiguero, La Degollada y El Recuenco, que forman el conjunto lagunar de mayor interés de La Rioja. El camino desciende hasta una zona despejada desde la que ya apreciamos nuestro siguiente objetivo: el Pico Agudo. Caminamos hasta encontrar una trocha que sube por el límite del pinar. Este último tramo se hace duro pero nos permite situarnos en la cresta y, con algo de cuidado, pisar la pequeña cima del Agudo, donde disfrutamos de una singular panorámica de 360º.

El descenso del pico es empinado y hay que hacerlo con cuidado hasta alcanzar una pista en un collado. En ese lugar ascendemos por una senda que nos lleva a un pinar para posteriormente bajar hasta el fondo de una yasa. El pequeño cañón, de poco más de un kilómetro, nos envuelve con sus formas de “película del oeste”, hasta desembocar en la pista por la que discurre la Cañada Real de Ordoyo. Desde este punto bordeamos el paraje donde se localizaba el antiguo vertedero hasta llegar al plano y a la yasa de las Conchas por la que alcanzamos el final de nuestro recorrido.

 
 

20-los-agudos.pdf      20-los-agudos.gpx    

Universidad Popular de Logroño

  • Calle Mayor 46 - Logroño
  • +34 941 232 994
  • +34 600 401 125
  • info@universidadpopular.es

Facebook

keyboard_arrow_up