Acceso Alumnado

eseucagl




distancia cota más alta cota más baja
12 km 797 m 555 m
desnivel ascenso descenso
242 m 583 m 574 m




 
 
 

El recorrido discurre por el paraje singular que forma el arroyo de Fuentestrún del Cajo desde que entra en La Rioja procedente de Soria hasta que llega a la aldea de Valdegutur después de remansarse en el embalse de Añamaza. Desde la aldea subimos por una senda hasta un roquedo que nos permite disfrutar de unas vistas del embalse y descubrir la entrada al desfiladero por el que vamos a caminar después. Tras bajar con precaución por una empinada cuesta con bastante piedra suelta, nos acercamos al embalse en el que se reflejan los roquedos, sobre los que se aprecian importantes manchas blancas de los excrementos de los numerosos buitres que sobrevuelan la zona.

En la cola del embalse hallamos el amplio y cómodo camino que utilizaremos para disfrutar del sonido del arroyo, de los hermosos cortados, llenos de oquedades, repisas y caprichosas formas, que durante unos 5 kilómetros nos acompañarán. Cuando llevemos tres kilómetros recorridos, podemos descubrir al pie del cantil de la orilla opuesta al camino, unos corrales en un recodo llamado “La Coronela”. Bajo las rocas vemos un muro con los huecos de una antigua “abejera”, construcción tradicional para los panales de la cría de abejas. En ese punto cruzamos la “frontera” y entramos en tierras sorianas, donde podemos apreciar que se conserva un denso encinar. A partir de aquí el arroyo marca la linde riojana – castellana. Llegamos a un puente y cambiamos de margen. El camino se va transformando en senda y, tras cruzar bajo una hermosa peña rojiza que se conoce como “Peña de la Muela”, encontramos un terreno más amplio en el que se aprecian aún los restos de fincas cultivadas hasta hace pocos años. Junto a estos terrenos se ven las ruinas de casas, corrales y rediles para el ganado, donde podemos distinguir la construcción con adobes, de gran tradición en estos territorios.

Giramos a la derecha y abandonamos el barranco para ascender por una empinada cuesta entre romeros. Según tomamos altura, si volvemos la vista, divisamos el barranco, profundamente excavado, que hemos dejado atrás y hacia el sureste la inmensa mole del Moncayo. La subida finaliza en menos de un kilómetro, al llegar a una valla que marca el “Portillo de los Gavilanes”. Desde aquí observamos al frente la mancha oscura que forma el monte Monegro, cubierto de un denso carrascal, y más al fondo el límite con Soria de la Sierra de Alcarama y sus parques eólicos. Hacia el oeste se alinean Peña Isasa, el monte Gatún y la Sierra de Yerga. El camino gira a la derecha en un cruce desde el que podemos ver el blanco edificio de la ermita de Los Remedios, que se encuentra en la pequeña aldea de Gutur. Nosotros recorremos una zona bastante plana que forma el interfluvio de los arroyos de Fuentestrún a nuestra derecha y del Reajo por la izquierda. Entre fincas de almendros, llegamos a dos antiguos corrales, junto a los cuales se aprecian singulares enebros. Poco después vamos encontrando más encinas que, sin llegar a formar un bosque, nos recuerdan cómo fue la vegetación de estos terrenos antes de su deforestación. Nos hallamos en el paraje de la “Pedroguera”, desde donde podemos alcanzar a ver el pueblo de Cabretón, y por el camino del mismo nombre que encontramos a la derecha, iniciamos el descenso y regresamos a Valdegutur.

 
 

22-fuentestrum.pdf      22-fuentestrum.gpx    

Universidad Popular de Logroño

  • Calle Mayor 46 - Logroño
  • +34 941 232 994
  • +34 600 401 125
  • info@universidadpopular.es

Facebook

keyboard_arrow_up